Hacer deporte Vs objetivos

Cómo un día me levanté y me dije “Hala, vamos a por este objetivo…!!!”… Pues la verdad es que no fue así…

De toda la vida hago deporte y siempre he sido un apasionado de este mundo, he practicado de todo menos aquellos que llevan rueda pequeña, estilo monopatín o patines. Veía “al filo de lo imposible” y a mi hermano mediano que era un portento físico correr y jugar al fútbol y me decía a mí mismo “yo como él, si sube al Naranco para ver si está en un buen tono, yo también!”

Pues siempre me he preguntado qué lleva a la gente a marcarse esos objetivos de correr una Maratón o hacer un triatlón o hacer un “Ironman” o ir a la “Titan Desert” o correr una Travesera… Unos dicen que “es por alguien”, que “es un reto”, “una promesa”, siempre “lo he hecho”, “sentirse mejor con uno mismo”, “ahora que estoy sin niños y tengo tiempo…”, … Pero la verdad es que por lo que mucho o poco que he hablado de esto, siempre hay algo o alguien que nos ha metido el “veneno” dentro para lograr lo que llamamos “objetivos”, también hay quien lo llama “retos”. Pero no es más que lo que hemos visto y nos ha enganchado y queremos hacerlo realidad en nosotros mismos, saciando esas ganas que no se pueden explicar pero que te hacen coger el “material” y marchar a entrenar, y si un día que querías “escapar” y no lo puedes hacer, estás que no puedes ni aguantarte a ti mismo…

Yo hace tiempo que dejé de hacer deporte, no sé si porque no tenía otra o porque estaba un poco aburrido de todo, pero ahora mi objetivo es subir de nuevo al Naranco.

Ignacio Zabala es deportista aficionado